SINOPSIS

Ed recibe el encargo de realizar un documental para tratar de cambiar los hábitos de la sociedad que perjudican a los animales. Pero totalmente ajeno al mundo de la protección de los animales, se dará cuenta de que para llevar a cabo el proyecto antes debe convencerse a sí mismo.

El propio proceso de documentación y realización del documental y las conversaciones con Jenny, un miembro de FAADA -la fundación de protección de los animales que le encarga la película- le servirán para contrastar sus dudas y buscar respuestas sobre cómo vivir de una manera más responsable con respecto a los animales.

Una serie de nuevos preceptos que afectarán a su forma de alimentarse, de vestir, a los productos que consume e incluso a su entretenimiento, y que chocarán con su entorno más cercano: familia, amigos y compañeros de trabajo.

Para superarlo Ed se apoyará en la experiencia de 5 personas que adoptaron este mismo estilo de vida y en las opiniones de varios expertos.

Un proyecto que transformará su forma de vida para siempre. ¿O tal vez no?

TRATAMIENTO NARRATIVO Y VISUAL

EMPATÍA es el nuevo proyecto de FAADA y el director Ed Antoja, que una vez más se sitúa en el centro de la película para contar su particular aproximación al sufrimiento animal con un lenguaje que mezcla ficción, estilo publicitario y documental.

Un trabajo que comenzará con un tono entre la ironía y el cinismo haciendo que el espectador pueda llegar a identificarse con el personaje principal que aborda la materia desde el desconocimiento y el escepticismo, pero que se irá volviendo más serio conforme avanza el documental.

La obra transcurrirá a través de tres narraciones distintas:

Por un lado, todo aquello que filma para realizar el documental que le han encargado. A partir de entrevistas a expertos, de situaciones con personajes que aportan su experiencia sobre cómo han modificado sus hábitos de vida para alinearlos con sus principios morales y de imágenes de archivo, se recogen las razones por las que actuar de forma respetuosa con todos los animales.

Por otro lado, veremos la relación de Ed con el proyecto y su entorno: una cámara de corte clásico, sobre trípode y estilo cercano a la ficción, y que muestra al personaje principal solo o interactuando con su entorno (Jenny, su familia, sus amigos y el equipo del documental).

Como parte de esta línea argumental Ed decide organizar una cena vegana en su casa en la que confrontar las opiniones de sus amigos reacios al proyecto con las de Jenny. Una cena de la que se mostrarán fragmentos a lo largo del documental y alrededor de la que se irán articulando muchos de los argumentos de los expertos.

Por último, el director utiliza el recurso del plano subjetivo, cámara en mano, para mostrar su punto de vista acerca de los conflictos y vivencias que va experimentando.

Aunque al principio se justificará el uso de cada una de estas tres formas narrativas, a lo largo de la película se irá saltando de una a otra de manera natural. Además se usarán recursos gráficos y la voz en off de Ed para aportar información, resaltar su estado de ánimo o acentuar momentos cómicos.

A pesar de denunciar la grave situación que sufren muchos animales, el documental mantendrá siempre una estética limpia y cuidada, en la que predominan planos claros y luminosos y tonos suaves. Más que mostrar imágenes explícitas, el documental pretende aportar información y dar las claves para que la gente reflexione acerca de nuestra relación con el resto de animales.

Cabe destacar también que aunque se utilicen extractos de la vida de Ed y se  muestren sus reflexiones, no se trata de hacer un documental sobre él, sino sobre la aproximación a una forma de vida respetuosa con los animales que podría experimentar cualquier persona ajena a estos principios.