ED

ED

Ed es la excusa, el hilo conductor. Muestra su experiencia personal, no tanto para que le conozcamos a él, sino para acercar al espectador la complejidad de la relación entre humanos y animales.

Ed cree que la diversidad de opiniones es una gran riqueza para la sociedad. De esta forma, a través de sus documentales quiere contribuir a esa diversidad: agitando conciencias y ofreciendo puntos de vista que hagan que la gente se replantee sus hábitos.

Para Ed, las dudas son agente de cambio. Necesita cuestionarlo todo constantemente porque cree que si el mundo se hiciera más preguntas, sería un lugar mejor. Pero más allá de apuntar con el dedo, no suele tomar partido.

Tiene una vida cómoda. Cuando no está trabajando en su propia empresa, suele rodearse de amigos, ver series de televisión o escribir historias que le alejan de la realidad. No podría soportar vivir la realidad sin pasarla por el filtro de su sentido del humor o fragmentarla en historias audiovisuales a las que pone música de fondo.

Aunque su relación con el mundo animal se limita a acariciar de vez en cuando a algún perro con el que se cruza por la calle y a las interminables luchas contra los mosquitos en las noches de verano, se podría decir que Ed es un defensor de la naturaleza.. Una de esas personas que piensa que los seres humanos somos una especie animal más, y que ni el lenguaje ni la dimensión espiritual o creativa del hombre nos hace superiores al resto de animales.

Y, sin embargo, no le parece mal comérselos. Normalmente en casa de sus padres, donde casi siempre hay bistec, pollo asado o costillas de cabrito. Y, si no es allí, en el bar cerca del trabajo, donde cada día desayuna un bocadillo de jamón serrano y cena huevos estrellados.

Comments are closed.